Best Joomla Templates by User Reviews BlueHost
La parte superior del domo V3 genera una estrella pentagonal. Base de gran parte de la Geometría pitagórica en relación con los poliedros y con la sección áurea
Artesanía en gres, energeometría TerraKuita;sólidos platónicos, runas, crop cercles, mandalas y otros.

La Flor de Vida

 

 

También llamada “matriz perfecta” 

es el patrón más completo de la creación.

Formada por 19 círculos entrelazados, dentro de ella podemos

encontrar todas las formas geométricas básicas, como los sólidos platónicos o el Merkaba

El símbolo de la Flor de la Vida es considerado sagrado en diversas culturas.

 

A partir de los modelos que contiene demuestra como todas las cosas provienen de una

fuente y están intima y permanentemente tejidas entre sí.

Contiene toda la información sobre nosotros, sobre quienes somos, nuestro origen y hacia

donde vamos. Nos muestra la ley de la unidad: uno es todo, todo es uno.

A través de ella podemos apreciar la perfección de la existencia.

Su sola presencia es una invocación a la energía universal.

 

La flor de vida contiene todos los patrones energeométricos:

El Merkaba y los cinco sólidos platónicos, 

El círculo y la esfera, la espiral y el toroide.

 

Se representa con 19 círculos que genera 

una matriz infinita que lo abarca todo.

 

 

Con este trabajo se eleva nuestra conciencia y llegamos a conectarnos con la matriz.

Mediante esta conexión surge el estímulo y se inician los procesos de desarrollo y cambio.

Para usar la flor podemos reconocer los elementos que contiene y así acceder a sus claves.

Desde el aquietamiento y el silencio interior  contemplar la flor estando atentos a los pensamientos 

y los sentimientos, que surgen en nosotros. De esta manera podemos ir adentrándonos en su misterio. 

 

 

Trabajar con La Flor de Vida

La flor de vida contiene todos los patrones energeométricos:

El Merkaba y los cinco sólidos platónicos, 

El círculo y la esfera, la espiral y el toroide.

 

Se representa con 13 círculos que genera 

una matriz infinita que lo abarca todo.

 

Para usar la flor podemos reconocer los elementos que contiene y así acceder a sus claves.

Desde el aquietamiento y el silencio interior  contemplar la flor estando atentos a los pensamientos 

y los sentimientos, que surgen en nosotros. De esta manera podemos ir adentrándonos en su misterio. 

 

Su sola presencia es una invocación a la energía universal. 

Con este trabajo se eleva nuestra conciencia y llegamos a conectarnos con la matriz.

Mediante esta conexión y surge el estímulo y se inician los procesos de desarrollo y cambio.